Alimentos, dietas y nutrientes,  Bienestar, equilibrio y salud mental

Agua – El elixir de la vida

Los humanos no podemos sobrevivir sin agua. Si no absorbes suficiente líquido durante el día, notarás los efectos pronto. La flojera o los dolores de cabeza son solo algunos de los síntomas que luego ocurren.  Aunque es tan importante para el funcionamiento del organismo y la salud, muchas personas beben muy poco, por diferentes razones. Algunos simplemente lo olvidan o, como solía hacerlo yo, tomaba bebidas azucaradas y bebidas light, pensando que de esa manera substituía el agua. Sí, yo era una adicta a la Cola y Sprite (light), pero logré aumentar mi consumo de agua. ¿Cómo lo hice y cuál es la cantidad óptima del agua? Podrás descubrirlo aquí.

¿Porque tenemos que beber agua? ¿Y sobre todo, cuánto? 

Aproximadamente 70% de nuestro cuerpo es agua. Por lo tanto, no es sorprendente que necesitamos tanta agua todos los días para sobrevivir. Innumerables funciones en el organismo dependen de un suministro suficiente de agua. Alrededor del 20% de pérdida de líquidos en el cuerpo significa peligro mortal, incluso con un 2% de pérdida de agua, los primeros síntomas de deficiencia ocurren. 

La demanda física de agua varía mucho, dependiendo de factores tales como la carga física y la temperatura exterior. En un día normal, cuando no has hecho demasiado ejercicio o tienes mucho calor, debes beber aproximadamente 30 ml por kg de peso corporal. No tiene que ser más de 3 litros diarios (dependiendo del peso corporal: Por ejemplo, si pesas 50 kg y tendrás que tomar 30 ml por kg sería: 50×30=1500 = 1,5l). 

Deshidratación – los síntomas 

  • Dolor de cabeza
  • Falta de concentración y problemas circulatorios
  • Piel muy seca
  • Orina oscura o estreñimiento

El consumo diario de agua

Al menos 2 litros de agua se excretan todos los días a través de los órganos como los riñones, los intestinos, los pulmones y nuestra piel. En algunos casos significativamente más durante el esfuerzo físico, el calor y la fiebre. El cuerpo pierde liquido continuamente durante el día y la noche, de muchas maneras diferentes. Los riñones filtran nuestra sangre y nuestra piel suda para enfriar el cuerpo. Por lo tanto, se podría presentar una cantidad insuficiente de líquido en nuestro cuerpo y aparecerán los primeros síntomas de deshidratación. Aunque no lo parezca: el cuerpo trabaja muy duro durante la noche. Durante el sueño, perdemos mucha agua a través de la sudoración, la respiración y la producción de orina por la mañana. Además, generalmente no absorbemos ningún líquido nuevo durante el sueño.

Conviértete en un bebedor de agua

El agua no solo estimula el cuerpo, ayuda a desintoxicarlo, también proporciona una piel sana, articulaciones elásticas y ayuda a perder peso. Aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta con tu consumo diario de agua: 

Comienza fresco por la mañana 

Inmediatamente después de levantarte, toma uno o dos vasos de agua con el estómago vacío, ya que esto elimina los contaminantes y aumenta la digestión. Esto es importante, porque “sufrimos” una pérdida adecuada de líquidos durante la noche. Una vez que hayas terminado un vaso, coloca directamente uno nuevo. 

La regularidad

Escucha a tu sed y bebe suficiente agua durante todo el día. Las porciones de 200 ml son óptimas. Beber a copio no funciona porque el organismo no puede almacenar tanta agua a la vez. Hace falta beber de forma regular. 

¡Cualquier líquido no es igual al agua! 

En nuestra dieta hay muchas bebidas azucaradas como refrescos y jugos. Estos no son comparables al agua. ¿O limpiarías tu apartamento con coca cola? ¿O tomarías un baño de limonada? ¿No? Entonces, dales a tus células la oportunidad de lavarse con agua fresca. 

Trucos para la mufla de agua 

Aquellos que han bebido poca agua durante años, a menudo tienen dificultades con el sabor o simplemente lo olvidan en la vida cotidiana. Con estos consejos puedes, como yo, beber un poco más de agua cada día: 

¡Hazlo sabroso! 

¡Sazona tu agua! Limón, jengibre, bayas o pepinos pueden dar sabor a tu agua, elige el que más de guste. 

La regla de agua- limonada 

Bebe un vaso de agua por vaso de limonada. De esa manera aumentas automáticamente la cantidad diaria de agua. Haz lo mismo si tomas un café. Un café – más un vaso de agua. 

La habituación 

Si has disfrutado tomando cola / limonadas o jugos antes, intenta diluir tu bebida. Paso a paso, puedes aumentar el contenido de agua y reducir la porción de limonada. 

Aplicaciones en el móvil 

Usa una aplicación para beber como recordatorio. Ahora hay muchas aplicaciones geniales que te recuerdan a intervalos regulares que debes beber suficiente agua. 

Planifica tu rutina de bebida 

Si viajas mucho, siempre lleva una botella de agua. Así te recordarás constantemente. También te puedes hacer un plan de agua en el trabajo. Planifica beber una cierta cantidad (por ejemplo, un total de 2 litros) durante todo el día: por la mañana, por mediodía, por la tarde y por la noche. 

Sed o apetito? 

Con frecuencia se confunden el hambre y la sed. Antes de ceder a tu apetito, asegúrate de beber suficiente agua. Porque la sensación de sed y hambre es parecida. Si sientes “hambre”, bebe primero un vaso grande de agua. Si después de 10 minutos vuelve la sensación de hambre, es hambre. 

Conviértete en un bebedor de infusiones 

Infusiones en lugar de agua: infusiones de hierbas sin sabores y aditivos de azúcar, se puede beber, así como agua. También se puede tomar frío con cubitos de hielo, una maravilla. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *